La crisis, siempre la crisis. Desarrollo capitalista en la Argentina reciente

“La crisis, siempre la crisis. Desarrollo capitalista en la Argentina reciente”, Revista Kamchatka, 3, Octubre, 2009, Buenos Aires.

[bajar artículo en pdf]

Introducción

De manera recurrente hablamos de crisis en Argentina. Como si fuera un designio divino –una maldición podríamos decir- cada una década (años más, años menos) nos encontramos con que el paraíso que la economía argentina parecía haber alcanzado tenía sus pies de barro. Todo lo sólido se desvanece en el aire (al decir de Marshall Berman); el boom da paso al derrumbe.

Por supuesto en la academia económica argentina –en una muestra de savoir faire neoclasique–  explica cada crisis como producto de factores aleatorios, desconcertantes como los sudden shocks (golpes imprevistos), o simple y sencillamente mala suerte. La crisis se convierte en aquello que nunca puede explicarse, aunque siempre se repita. Como sale del paradigma del equilibrio –o la tendencia a él- la crisis debe ser puesta en un lugar insondable.

En cualquier caso, si bien la crisis no puede en efecto ser explicada y menos prevista por la ortodoxia económica, ella es siempre motivo para reafirmar el recetario neoclásico para contenerla y –con algo de suerte- expulsarla nuevamente del cielo en la tierra. Si el tiempo de la expansión económica debe servir para hacer bien los deberes, la crisis aparecerá como el tiempo y lugar perfecto para recuperar el decálogo del capital y ajustar todo aquello que las “malas políticas” y “el populismo” permitieron.

¿Pero podremos explicar la crisis –sistemática, recurrente, actual- sin caer en las no-explicaciones del enfoque neoclásico? Nos parece que si es posible y que tal explicación necesita partir de reconocer que la crisis es inmanente a la reproducción de la sociedad bajo el capitalismo. Recuperando los fundamentos que explican la dinámica de producción de la sociedad sobre la base de la forma en que se estructuran las relaciones sociales es posible explicar la crisis, su recurrencia, su necesidad “objetiva” y –sobre todo- su carácter de clase.

En lo que sigue haremos ese esfuerzo, para pensar la crisis actual, su fundamento, origen y proyectar sus probables desarrollos futuros, mirando a la Argentina en el contexto del capitalismo mundial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: